• Páginas

  • Archivos

  • enero 2007
    L M X J V S D
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

Un sueño

Hace unos días, en Gójar, tuve un mal sueño, una pesadilla. Por la mañana sentí el impulso de apuntarlo en esta nota:

Esta noche he tenido un sueño muy agobiante: de pronto me percaté de que a mi padre, ya anciano, llevábamos días y días sin verlo, ni en la casa ni en sus proximidades, y sin echarlo de menos. ¿Qué había sido de él?, ¿cuándo habíamos dejado de tenerlo con nosotros?, ¿dónde lo habíamos visto por última vez?, ¿en qué lugar, seguramente cercano a la casa, se encontraría su cadáver? El caso es que yo me sentía cada vez más angustiado, pero no hacía nada por buscarlo ni comentaba con nadie su pérdida. Cuando desperté, mi estado de ansiedad continuó, porque los hechos del sueño seguían siendo para mí completamente reales. Hasta que recordé su muerte, la de verdad, que se produjo hace ya casi veintitrés años. Y me fui tranquilizando. Luego, al levantarme y dirigirme a la cocina para desayunar, pensé de pronto que esa noche no había guardado a Orfeo, nuestro canario, en su abrigado dormitorio de los inviernos, y que estaría congelado en la terraza, cubierto su cadáver de una capa de escarcha. Rápidamente me asomé a su aposento nocturno y estaba allí, acurrucado en su posición habitual de sueño, quizá soñando con un bosque primaveral repleto de canarias, protegido del frío exterior.