• Páginas

  • Archivos

  • enero 2007
    L M X J V S D
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

Alatriste

Aunque Pérez-Reverte, en un pricipio, se comprometió a escribir seis novelas sobre este personaje, compruebo con alegría que el capitán sigue vivo al final de la última, la sexta, por lo que me inclino a pensar que habrá más entregas protagonizadas por tan interesante y atrayente personaje, para sustento de la envidia de algunos escritores sin éxito y para deleite de infinidad de lectores. Aunque no sólo deleite: también instrucción, que estas novelas se atienen al principio clásico de “docere delectando”; y no sólo son emocionantes, y cuesta soltar el libro antes de llegar al final, sino que son una lección de Historia de España o, sencillamente, de Historia. Está claro que su autor se documenta concienzudamente y por mil medios antes de meterse en la faena de diseñar y redactar su historia. “Concienzudamente” he escrito. Y lección para conciencias es también esta novela, Corsarios de Levante. Porque, aunque está claro que cada uno de nosotros manifestamos ante los demás cada día cómo somos, en las acciones más nimias, en las frases más simples o más breves, es nuestro comportamiento ante las grandes dificultades y ante la muerte lo que exterioriza nuestra talla humana, nuestra valía personal o individual. La lectura de esta novela puede ser una ocasión para que pensemos en estar prevenidos; porque esas dificultades graves o extremas, ese ver de cerca el rostro de la muerte, puede llegar a cualquiera en cualquier momento; y no está bien que en ese trance se nos dibuje ante los demás un gesto de papanatas asombrado, airado o asustado: como si los graves daños sólo pudieran ocurrirles a los otros. Para decirlo con las palabras de Íñigo, el narrador: “Sólo los regalados, los cómodos, los menguados que viven de espaldas a la realidad de la existencia, se rebelan contra el precio que tarde o temprano todos pagan”. Como lo estaban pagando él y sus compañeros en el combate de cabo Negro.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: