• Páginas

  • Archivos

  • febrero 2007
    L M X J V S D
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728  

Dédalo

Miles y miles de mis millones de lectores me vienen pidiendo que les diga de dónde he sacado el nombre con el que he bautizado este blog. Se ve que los versos de donde tal nombre ha salido no son tan famosos como a mí me parecía (non sunt tam praeclari ut mihi videbantur). Pues he aquí el origen: se trata de una alocución de Dédalo en la que se dirige a Ícaro, su hijo, cuando ambos están retenidos en Creta por Minos, el rey, después de que Dédalo le ha construido la vivienda al hijo de su señora, al monstruoso Minotauro, que tenía mucho menos de Minos que de Tauro, y después de que, muerto Minotauro a manos de Teseo, heredaran ellos, Dédalo e Ícaro, el laberíntico habitáculo:

Daedalus interea Creten longumque perosus

exilium, tactusque soli natalis amore,

clausus erat pelago: “Terras, inquit, et undas

obstruat; at caelum CERTE PATET; ibimus illac;

omnia possideat, non possidet aera Minos.”

Dixit, et ignotas animum dimittit artes…

(P. Ovidii Nasonis, De Metamorphosibus)

Traduzco, más o menos :

Entretanto Dédalo, harto hasta las narices de su largo exilio en Creta, herido de amor por su tierra natal, se encontraba cercado por las ondas : “Vale que nos cierre el paso por tierra y por mar ; pero el cielo CIERTAMENTE ESTÁ ABIERTO; nos iremos por el cielo. Que posea Minos todo lo demás: no posee los aires.” Dijo; y se entregó al estudio de una técnica ignota… Hasta que descubrió Internet.