• Páginas

  • Archivos

  • abril 2007
    L M X J V S D
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  

Tetralingües

A lo largo de la última década he echado de menos, cada cierto tiempo, un relato breve que me había impresionado con fuerza. Sabía que lo había leído en un ‘minilibro’ de Alianza Cien, aquella entrañable colección que venía con la moneda de cien pesetas (su precio) a modo de sello en la contraportada. Lo busqué varias veces sin éxito, hasta hace pocos días, cuando lo vi por casualidad donde nunca lo había buscado: porque yo estaba convencido de que era de un autor hispanoamericano; por eso no me aparecía. Lo encontré por casualidad, al colocar un libro nuevo; no es de un autor hispanoamericano, sino de Mercè Rodoreda, y se titula Mi Cristina. Es la historia de un Jonás que no pasa tres días en el vientre de una ballena, sino varios años. No voy a resumir el argumento; sólo digo eso: que es un relato impresionante. Y ahora me lamento de no haber leído de esta autora catalana ni siquiera La plaza del diamante, su obra más citada. Y ahora me lamento de que la mayoría de los españoles que vivimos en una comunidad autónoma no bilingüe (bilingües lo son Galicia, el País Vasco y Cataluña, recordaremos para quien corresponda), poco nos molestamos por conocer autores que escriban en esos idiomas que son cooficiales en una parte del territorio español. Leemos, sí, a los autores de estas comunidades autónomas que escriben en castellano o que nos llegan traducidos. Y pasamos de los demás. Una pena. Luego nos quejamos de que ganen tanto terreno los nacionalistas que rechazan a España como patria común…

En todos los institutos de Enseñanza Secundaria de las comunidades no bilingües tendría que haber un profesor de una, al menos, de las comunidades bilingües, que impartiera clases del idioma, la geografía, la historia y la cultura de esa su comunidad: obligatorias en algún curso de la Secundaria.

De modo que los estudiantes españoles deberían acabar la escolaridad obligatoria dominando cuatro idiomas como mínimo: español, catalán o eusquera o gallego, latín e inglés. ¿Latín también? ¡Por supuesto! Porque el estado de incultura lingüística al que hemos llegado en esta España de la era democrática, en esta Andalucía de la botellona, las ferias y las procesiones, es patética. Despreciamos (cuanto ignoramos) el latín, pero no aprendemos inglés, ni francés, ni chino… No somos cosmopolitas, somos idiotas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: