• Páginas

  • Archivos

  • diciembre 2007
    L M X J V S D
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

Nuevas categorías

A partir de hoy, o de mañana, van a ir apareciendo en Certe patet tres nuevos apartados o géneros o “categorías”. Los introduzco un poco:

1. Antología. Aquí va a aparecer cualquier página, de literatura en lengua española o traducida a tal, de esas de cuya calidad nadie, o prácticamente nadie, duda. Páginas algunas de ellas tal vez muy conocidas, pero que ningún aficionado elude leer otra vez, lo mismo que ningún aficionado al buen vino rechaza una copa de excelente bodega y venerable etiqueta alegando que ya conoce bien el sabor de ese vino.

2. Prensa. Meteremos aquí cualquier columna, crónica o noticia de la prensa del día; algo que nos parezca especialmente bueno, interesante o sorprendente.

3. Antogonías. En este apartado me voy a permitir crear un microgénero; algo por el estilo de las greguerías, que nunca me han hecho mucha gracia, por cierto. Creo recordar que fue leyendo algo de Juan Benet cuando memoricé aquella frase de que con buen ingenio se hace mala literatura; frase que me parece bastante acertada. Pero vivimos en tiempos de prisa y brevedad, en los que tenemos infinidad de ocupaciones, o en los que leer una línea implica un esfuerzo y un tiempo nada desdeñables. De ahí que otros microgéneros estén ahora tan en boga. En cuanto al nombre de antogonías, pues sale de mi nombre, Antonio González; pero también podrían ustedes pensar que remite al verbo griego ‘guignomai’, nacer (como en la Teogonía de Hesíodo); y entonces podría significar “las paridas de Antonio”, o algo así. Un ejemplo por ejemplo: “El nombre Inmaculada no le va bien a ninguna mujer; como el de Inmaculado no le iría bien a ningún hombre. Por consiguiente, encuentro estupendo el familiar apelativo Inma, que lo desemantiza y acorta. Si bien es verdad que he conocido a alguna portadora de este nombre que, por cierta propiedad de su anatomía, debería ser llamada Inma Culada. Y a alguna otra a la que, por su carácter vigoroso, cualquiera la consideraría portadora de partes anatómicas viriles, es decir, Inmasculada”.

Y nada más por hoy. Espero que disfruten de estos nuevos certeapartados. A cambio les pido que se acuerden, en sus oraciones copulativas, de este voluntarioso bloguero.