• Páginas

  • Archivos

  • enero 2008
    L M X J V S D
    « Dic   Feb »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

¡Ni un céntimo!

Querido lector de Certe patet: no sigas buscando en esta web un número de cuenta bancaria al que mandarme un donativo. Porque no lo encontrarás.

Es verdad que los artistas se mantienen (o esperan, o aspiran a…) con las aportaciones pecuniariarias de los accedentes a sus obras. Es verdad. Pero yo no soy un artista. Sólo soy un modesto funcionario de la JA (no de la ja-ja-ja: ¡de la JA!) que vive, con su familia, de su parco sueldo. Al que la JA le permite alguna distracción no remunerada en el llamado “tiempo libre”, pero de ninguna manera actividadades que conlleven percepción de emolumentos que pondrían en entredicho la dedicación laboral exclusiva al servicio de la JA.

Además, querido lector de Certe patet, te voy a confesar un secreto. Yo no escribo nada. Sólo soy amanuense. Es decir, cuando menos lo espero, a cualquier hora del día, de la noche o del crepúsculo, oigo una voz que me dice (como Yahveh a Jeremías): “He aquí que pongo mis palabras en tu boca”. Claro que no es Yahveh quien me dicta; es una musa menor que en su vida ha pisado ni el Reino de los Cielos ni el Olimpo ni el Parnaso. Habita en un monte entre el mar y esta ciudad, donde el conejo pasta entre las vacas, donde el hurón se alimenta del conejo, y donde el buitre siempre sobrevuela. No sé cómo se llama esta musa que me musita al oído, pero yo la llamo Tina, acortamiento de Certepatina. Si os agradan, agradeced a ella estos escritos. Pero, ¡por favor!, no penséis más en mandarme dinero; por favor.