• Páginas

  • Archivos

  • febrero 2008
    L M X J V S D
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    2526272829  

Ayaan Hirsi Ali: «No quiero morir… Estoy desesperada»

No por Antonio sino por

MARIA RAMIREZ. Corresponsal [Hoy, en El Mundo]

BRUSELAS.- Rodeada de un enjambre de cámaras y eurodiputados poco frecuente un jueves por la tarde en el semidesierto Parlamento Europeo, Ayaan Hirsi Ali, con su voz suave y su gesto tímido, se encontró ayer en «la embarazosa situación», según ella, de pedir ayuda.

La ex parlamentaria liberal holandesa de origen somalí, amenazada de muerte por sus críticas al islam, intenta pagarse sus guardaespaldas tras la retirada de la protección de su país. Una parte de los socialistas europeos propone la creación de un fondo comunitario para personas amenazadas por expresar su opinión cuando su Estado no se haga cargo.

La guionista de un documental sobre el maltrato de las mujeres musulmanas, insultada en una nota clavada en el cuerpo del coautor, Theo Van Gogh, asesinado por un extremista, se mudó a EEUU después de que el Gobierno holandés cayera por una retirada temporal de su pasaporte y los vecinos de su edificio, donde el Estado compró una casa, lograran que un tribunal la obligara a dejar su apartamento por la «amenaza» de su presencia. Pese al compromiso de protegerla, Holanda dejó en octubre de pagar la seguridad de la ex diputada fuera de su país, donde volvería a vivir entre bases militares, comisarías y moteles, como hizo durante años.

«Aunque alguna gente no esté de acuerdo conmigo y con mi estilo de hacer las cosas no creo que deba ser condenada a muerte u obligada, como ahora, a esconderme», dijo Hirsi Ali en una sala abarrotada y donde un par de reporteros árabes le pedieron explicaciones por el shock ante sus denuncias contra el islam. «No quiero morir…estoy desesperada», repetía ella.

«No son opiniones de la misma calidad las que tienen por contenido y consecuencia la muerte y las que tienen por contenido el debate», replicó a quienes protestaban por la libertad de religión de los musulmanes Bernard-Henri Lévy, filósofo francés y presente como uno de los promotores de la operación para salvar a Hirsi Ali.

El fondo europeo, sugerido por el Gobierno francés, podría recurrir a una partida de 50 millones de euros anuales de la Eurocámara para imprevistos, utilizada, por ejemplo, para las víctimas del 11-M. De momento, un centenar de eurodiputados de los 785 ha firmado la declaración de apoyo a Hirsi Ali, entre ellos sólo dos españoles, Alejo Vidal-Quadras, del PP, y Mikel Irujo, de EA. El PSOE no se ha unido a la idea, «salida de un despacho y no de una reunión de grupo», porque, asegura una portavoz, quiere «estudiarla más» para que no quede restringida al caso de la holandesa y se acompañe de un presupuesto.