• Páginas

  • Archivos

  • julio 2008
    L M X J V S D
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

«Las cosas se han hecho mal y deben volver a su cauce»

POR LA LENGUA COMUN / LUIS ALBERTO DE CUENCA / Filólogo y poeta

DAVID SANZ EZQUERRO. El Mundo, jueves, 03 de julio de 2008

MADRID.- Cuenta con una dilatada carrera literaria y también ha ocupado importantes cargos públicos en el ámbito de la cultura. Luis Alberto de Cuenca ha sido director de la Biblioteca Nacional de España y del Instituto de Filología del CSIC, así como secretario de Estado de Cultura. Es uno de los firmantes del Manifiesto por la Lengua Común y considera que tanto el Gobierno actual como los anteriores han mirado para otro lado ante el problema lingüístico en España.

Pregunta.- Algunos niegan que exista un problema real.

Respuesta.- Si no existe ningún problema, ¿entonces por qué hay madres de colegios del País Vasco, de Cataluña o de otras partes de España que han denunciado la imposibilidad de que sus hijos reciban educación en castellano? Por no hablar de las multas a los comercios por rotular en castellano, que me recuerdan a las que se ponían en el primer franquismo de los años 40 cuando aparecía la cartelería en catalán.

P.- ¿La defensa del castellano perjudica el bilingüismo?

R.- No hay que confundir el bilingüismo real con el monolingüismo de la lengua periférica. Es deseable que en Cataluña todo el mundo pueda explicarse en catalán, pero las familias tienen todo el derecho a exigir la educación en castellano. Hay que apoyar las lenguas periféricas, pero no hay que olvidar que constitucionalmente el castellano es la lengua común de todos y no puede soslayarse su existencia desde el punto de vista oficial.

P.- ¿Cree que el castellano ha sido desatendido?

R.- Hemos construido una sociedad que no ha atendido a los principios más elementales de la cultural general. Por ejemplo, en el uso de los topónimos. En catalán no dices Zaragoza, sino Saragossa, y si se habla en español no puedes decir Girona, sino Gerona. Estas cosas se colaron en un momento de bajas defensas por parte de la Administración central, y ahí tenemos la consagración de Ourense y Girona para todos. Hasta tal punto estamos en el confusionismo que denominamos a la lengua vasca euskara. Cuando se habla de vascuence incluso a uno le llaman fascista. Es una cosa absurda.

P.- Pero esta situación no se produce de un día para otro.

R.- Efectivamente, los gobiernos anteriores miraron para otra parte cuando se estaban conculcando derechos fundamentales. Creo que las cosas se han hecho mal desde el principio y deben volver a su cauce. El castellano tiene que desarrollarse por lo menos en los mismos niveles que las lenguas vernáculas.

P.- ¿Qué opina de la reacción de los políticos al Manifiesto?

R.- Rosa Díez ya está moviéndose para intentar llevar al Parlamento una iniciativa y el PP también ha respondido muy bien. Hoy por hoy, esos partidos son los únicos que pueden representar nuestras peticiones. La reacción desde el Gobierno ha sido seguir con la misma tónica de los últimos años, que es mirar para otra parte y repetir los mismos argumentos de los nacionalistas.

P.- Les han acusado de estar movidos por un afán partidista.

R.- La iniciativa no es ideológica, ni mucho menos. Desde fuera del ámbito político, incitamos a los cargos públicos a poner remedio a una situación que nos parece objetivamente injusta. Lo que nos guía es un anhelo de libertad y de igualdad para todos los ciudadanos españoles.