• Páginas

  • Archivos

  • agosto 2011
    L M X J V S D
    « Jul   Sep »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

2666

Ya situados en la pendiente final del verano, sí que puedo afirmar que la gran experiencia de lectura, la magna obra leída, ha sido 2666, de Roberto Bolaño (Círculo de Lectores, 2004). Naturalmente, he leído, y sigo leyendo, otros libros muy buenos, pero ninguno se aproxima a la talla artística y vital de éste.

Es un libro constituido por 1125 apretadas páginas, dividido en cinco partes. Y lo que apetece al acabar la lectura de la última página es volver a comenzar el libro por el principio.

Obra a la vez realista e imaginativa. Y muy ágil. Aparecen en ella mil personajes, se suceden mil historias, la narración nunca se detiene, los pasajes memorables son todos.

La historia abarca acontecimientos de todo el siglo XX, que ocurren en lugares que van de Chile a Rusia. Aunque tiene un centro gravitatorio que es la ciudad de Santa Teresa, “fiel trasunto de Ciudad Juárez”, dice Ignacio Echevarría en la nota final.

Si hubiera que extraer una conclusión, una enseñanza redactada en pocas líneas, creo que podría ser la siguiente: la historia de la humanidad está plagada de grandes horrores, y la vida del individuo es una lucha continua con escasos momentos felices. El hombre puede elegir entre dejarse o no corromper moralmente por el entorno, pero en su sorda batalla por aumentar la personal ración de felicidad, casi siempre fracasa. Nada nuevo por tanto, Nihil novi sub sole.

Y aun así, es una obra que constituye una gran ambición literaria lograda, a pesar de que al autor no le alcanzara la vida para dar el repaso final a su novela, antes de que fuera publicada.

Termino copiando el contenido de un paréntesis de la página 969 –que nos recuerda muchísimo cierto pasaje de Don Quijote, a pesar de ser tan distinto-: “Ingeborg le preguntaba a Reiter por qué no escribía poesía y Reiter le contestaba que toda la poesía, en cualquiera de sus múltiples disciplinas, estaba contenida o podía estar contenida, en una novela”.

Y así sucede en ésta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: