• Páginas

  • Archivos

  • marzo 2012
    L M X J V S D
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  

Sin los cinco sentidos

Revisión ocular obligatoria

Para ver algo bien,

echas mano a la funda de las gafas:

que está vacía

porque las gafas las tienes ya puestas.

Oído ido

Cuando no oyes más que los sonidos

antiguos que almacena tu cabeza.

Discapacidad olfativa

Cuando todos se tapan las narices

menos tú.

Gusto gastado

Cuando nada de nada te sabe a nada;

y, aun antes de probarla,

le añades más vinagre a la ensalada.

Tacto ciego

Si es que no mides la temperatura

de la mano que estrechas con la tuya.

Antogonías (otras)

LO BREVE, SI HAIKU…

 

Un haiku breve:

el escrito en la arena

para la ola.

 

 

DEFORMACIÓN PROFESIONAL

 

No disfrutaba tanto ante un paisaje

como ante el texto que lo describía.

 

 

PREFERENCIAS LITERARIAS

 

“Cojitranco, valentón y putañero”;

y, según algunos, poeta.

Mas no poeta excelso, como don Luis.

 

 

SÍNTOMA DE VEJEZ

 

Tener en la mesa un libro

en celofán precintado

desde ayer.

 

 

FELICIDAD DEPENDIENTE

 

La de los padres.

 

 

DORMIR

 

Es mirar la oscuridad tranquilamente.

Antogonías de hoy

· El profesor que más disfruta leyendo literatura es el que más sufre leyendo lo que escriben sus alumnos.

· Quien cierra la puerta a las palabras que lleva dentro, tiene, si no quiere explotar, que abrirles una ventana: la de arrojar al mar –o al mal- sus emociones, la de dejar en el papel –o en Internet- sus eclosiones, la de enviar a Dios –o a Satanás- sus oraciones.

· Me encanta pasar desapercibido: que no me comuniquen ningún apercibimiento.

· Gesticular, aunque algunos así lo crean, no es hacer gestos con el culo.

· Dialogar, aunque algunos así lo practiquen, no es lanzar manotazos a la cara y el pecho del interlocutor, como buscando el gancho a la mandíbula.

· El profesor de literatura agradece a los alumnos la obligación de releer a Garcilaso o Góngora para actualizar sus clases; pero agradece más que lo liberen de esa obligación con las vacaciones, que le dan tiempo para buscar otras lecturas, para encontrar otras joyas.

· Me gustaría saber, por puro amor a la estadística, cuántos españoles están leyendo actualmente el Quijote por el mero gusto de leerlo, no porque se lo ha mandado un profesor de literatura.

· Las palabras humano y humilde tienen la misma raíz: de la tierra, apegado a la tierra, significan respectivamente. Temporalmente, a veces, la gracilidad oculta la humildad. Gracilidad es la gracia alada que, gratis, dan los dioses a algunos, que, gráciles, se elevan volando, se alejan de la tierra; hasta que pierden esa gracia. Y caen.

· Me gustaría conocer, por puro sentimiento de hermandad y por puramente estúpida curiosidad, cuántos humanos, desde que existen los humanos, han muerto en el espacio que ahora ocupa mi casa, tienen convertida mi casa en su panteón.

· El profesor que más disfruta leyendo literatura es el que lee el logrado pasaje literario, mucho más si la obra literaria, que ha escrito alguno de sus alumnos.