• Páginas

  • Archivos

  • octubre 2020
    L M X J V S D
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  

Tonteorías

  • Si a un hombre de poca barba se le describe como barbilampiño, a otro de pocas palabras habría que describirlo como verbilampiño.
  • La máscara más cara es la que te pone el cirujano plástico. Y, para mayor inri, aunque te canses de ella no te la puedes quitar; sólo puedes ponerte encima otra más cara.
  • No encuentro acertado salir a la calle como sale ahora tanta gente: con auriculares. Ya la etimología de la palabra nos pone sobre aviso: auri-culares: orejas en el culo.
  • Como fui, hace unas cuantas eternidades, seminarista, mi hija Hebe me asegura, admirónicamente, que podría haber llegado al Vaticano. Yo le responde que, efectivamente, hace tiempo que habría llegado a abate cano.
  • Volvamos a la etimología, esa ciencia lingüística que, dicho verbilampiñamente, nos ayuda a entender el intríngulis, o el intrilingüis, de la realidad a la que apuntan las palabras. Por ejemplos:

-Mentecato es el que tiene la mente pillada por una tonteoría.

-Caricato es el que tiene la cara pillada por una máscara, aunque no necesariamente será la máscara más cara.

-Clericato es el que está pillado por el clero de una iglesia, y no sabe o no puede soltarse (no como don Quijote y Sancho, que dieron con la iglesia del Toboso pero luego continuaron su camino, mientras la iglesia siguió donde estaba).

-Suricato es el mentecato que logró escapar del clericato pero luego quedó pillado por el sur, donde el exceso de sol le ha puesto cara de ratón, y parece que lleva la máscara más cara, pero no, es su cara caricular, su cara de suricato.

Resurrección

A Enrique García-Máiquez

 

La lápida de Olimpia no la limpia

amante, deudo ni sepulturero.

La cubren los arbustos

y se ha vuelto ilegible su epitafio.

¿Ahora se ha muerto Olimpia de verdad?

Justo al contrario: ahora ha resucitado

integrada en el alma del paisaje.

Tres de agosto

DE QUEJAS

Nunca quejarse fue de caballeros.

Quejarse es de paletos y poetas.

Por eso don Quijote anima a Sancho

a que se alivie con las quejas.

A sí no se permite tal alivio.

Y el caballero Garcilaso tuvo,

para poder quejarse,

que inventarse al poeta Garcilaso.

DE SENTIMIENTOS

Los sentimientos son como las nubes:

cambian continuamente.

Nuestra parte más firme,

nuestras raíces en la tierra

son nuestros compromisos (nuestras obligaciones).

DE JUBILADOS

Madrugo mucho.

No puedo descuidarme.

Tenemos tanto tiempo que perder

los jubilados…