Anuncios
  • Páginas

  • Archivos

  • febrero 2018
    L M X J V S D
    « Ene    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728  

Equilibrio

Cultura y naturaleza

son los dos hilos que tejen,

y con su fuerza protegen,

la vida desde que empieza.

Si no igualan su firmeza,

el ser falla, cruje, vibra,

se descompensa su fibra

y el tejido no resiste.

Y allá va un humano triste

sin el auspicio de Libra.

Anuncios

Completamente inocente

No eres culpable de nada.

Las culpas son del Gobierno,

que anda siempre con su eterno

repartir culpas a cada

conciudadano que honrada-

mente se gana el sustento.

Y va a llegar el momento

en que aún menos lo serás,

pues un chip recibirás

que rija tu pensamiento.

Caminos

No poseo fincas, pero

de los caminos soy amo.

Los recorro tramo a tramo,

y para andarlos no quiero

más que un bastón de romero

y un agua de manantial.

Ellos me surten de sal

con que salar lo que escribo.

Pruébalo y, si es de recibo,

repite ración igual.

Tu can, su can, no mi can

Un can enorme ha cagado

en la puerta de una casa.

Mierda que ni la Tomasa

pudiera haber fabricado.

La dueña al can ha llamado

y le ha puesto la correa:

“Misión cumplida, chavea;

tú  has dejado tu regalo;

y nada tiene de malo

lo que mi can caga o mea”.

Playa

La playa es maravillosa

pero tiene algunos fallos.

Mientras te ablanda los callos,

te va llenando las posa-

deras de arena picosa.

Desierta o semidesierta,

nuestros sentidos despierta

para todo lo sublime.

Si nos enreda y redime,

nos convierte en carne muerta.

WHAT HAPPENED

Si hubiera aprendido inglés,

podría leerlo ahora,

sin padecer la demora

día tras día, mes tras mes.

Porque la Hillary es

la americana  que sabe

más que la divina ave

voz del Espíritu Santo.

La Hillary, con su canto,

da la clave de la clave.

Di a Ada

Qué coñazo Cataluña;

Cataluña, qué coñazo.

Cataluña, te amenazo:

Como tú metas la cuña

tamaña con que se muña

la rotura de la España,

te voy a estar dando caña

hasta que tú con tu enseña

y tu amañadora peña

te nos añadas con laña.